Liposucción

Perder peso implica someterse a un régimen dietético y de ejercicios frecuentes, según un endocrinólogo consultado por nosotros. Innumeras personas pagan un personal trainer en un gimnasio, pero no hacen la dieta que debe de acompañar ese ejercicio. Otras, pagan honorarios médicos a un endocrinólogo o nutricionista, y solo reciben la misma por escrito, sin ejecutarla, con un efecto cero. Otras personas, crean conciencia, y voluntariamente regularizan sus hábitos alimenticios y de ejercicio, y consecuentemente obtienen un resultado adecuado.

En esta ardua tarea, resulta cotidiano encontrar a un amigo o amiga en cualquier recepción, que tradicionalmente era rechonchita, y de repente, ¡fulano!, ¿y que fue? Cual si fuere un milagro, ha perdido peso de la noche a la mañana.

¡Cuidado!, ojo avizor, su amiga cayó en la tentación. Esta tomando las famosas pastillas brasileñas de contrabando para perder peso. Nadie duda de la eficacia, pero pocos conocen sus temibles efectos secundarios. Todo, por la falta de desarrollo mental, y por supuesto, de conciencia.

El que quiere moños bonitos, que aguante alones, se ponga las pilas y se ponga en la cosa. No nos engañemos, esto requiere de sacrificio, y la Liposucción o Lipoescultura no es la respuesta.

Existe una cierta confusión entre los términos: Liposucción y Lipoescultura. Por lo general son conceptuales y se podría decir que se trata de la misma conducta. La Liposucción es un recurso utilizado para la confección de la Lipoescultura (independientemente se realice solamente la retirada de grasa o su reintroducción en otras áreas.)

La lectura de estas observaciones sobre la cirugía de Liposucción y Lipoescultura servirá para esclarecerle sobre los detalles que ciertamente le interesan en el momento.

Click here to change this text

lipoClick here to change this text